Reclama por una negligencia médica

Si has sido víctima de un error médico, queremos ayudarte a recuperar tu estado de salud y que recibas la más alta indemnización por el daño y sufrimiento causado injustamente.

¿Quieres saber qué beneficios tiene reclamar con nosotros?

No olvides lo siguiente:

Te hacemos un estudio de tu caso gratis.

Simplemente rellena nuestro formulario, y sin coste ni compromiso, te diremos si puedes reclamar una indemnización.

Solo cobramos si ganamos.

No te cuesta nada iniciar tu reclamación. Nos pagas cuando tú hayas recibido el dinero en tu cuenta.

Échale un ojo a consejos iniciales.

Te ayudarán a tener unas nociones iniciales sobre qué debes tener en cuenta para iniciar tu reclamación.

¿Qué debes saber sobre las negligencias médicas?

N

¿Cuándo existe responsabilidad médica?

Existe responsabilidad médica y por tanto derecho a reclamar una indemnización cuando ha existido culpa o negligencia en la actuación causante de daños, a consecuencia de la falta de prudencia y buena fe que debe ponerse en el cuidado de toda tarea médica. Por supuesto, existe cuando los daños hayan sido causados de forma intencionada.
N

¿Cómo puedo reclamar mi indemnización?

En este caso, todo depende de quién haya cometido la negligencia, y dónde. Si se trata de un centro sanitario público se debe reclamar previamente a la administración pública mediante un procedimiento administrativo. Si se trata de un centro o clínica privada, en cualquier momento puede presentarse una demanda judicial.
N

¿Qué comprende la indemnización?

Se debe indemnizar al perjudicado por el daño físicamente sufrido en su salud y patrimonio, así como por el beneficio dejado de obtener a consecuencia del incumplimiento de la obligación médica: lesiones, daños materiales, gastos causados, pérdidas económicas…

¿Qué casos son negligencia médica?

Error en intervención quirúrgica

Producida por un error humano del médico o equipo que lleva a cabo la misma, o por circunstancias ajenas a estos.

Impericia médica

Por conocimiento o habilidad defectuosa del profesional que lleva a cabo un diagnóstico o una intervención médica.

Imprudencia

Se trata de excesos de confianza o temeridad en la actuación por parte del médico que le hacen no prever las posibles consecuencias dañinas o lesivas.

Tardanza en diagnosticar

En temas de salud, muchas veces el tiempo es fundamental y un retraso puede afectar a la mejoría de la enfermedad del paciente.

Error en diagnóstico

Se debe a la falta de utilización de los medios técnicos y/o humanos necesarios para el correcto diagnóstico y tratamiento de los pacientes.

Prescripción errónea de medicamentos

Casos tanto de prescripción de medicamentos equivocados, como los inadecuados que provocan un empeoramiento de tu salud.

Falta de consentimiento informado

Es obligación del médico informarte por escrito de los riesgos de tu tratamiento e intervención conforme a la ley.

Vulneración del secreto médico

Los datos médicos de una persona son muy sensibles, y es deber de los médicos y los centros adoptar todas las medidas para su secreto y confidencialidad.

Reclama con nosotros para obtener la más alta indemnización